Terapia de parejaComenzar diciendo que en cuanto a terapia de pareja, un buen psicólogo ayuda en las crisis matrimoniales y familiares intentando superar los problemas que pueden poner en peligro la unidad familiar.

Centramos la labor de psicólogo terapeuta en:

  • la orientación,

  • la mediación de conflictos,

  • el aconsejamiento.

La terapia familiar y de parejas tiene una visión relacional que no culpabiliza, ni etiqueta, a las personas y si ayuda a las mismas a encontrar soluciones.

Desde este enfoque, cada miembro de la familia debe de entender y asumir su parte en el problema planteado, para poder así , aceptar el compromiso del cambio hacia el bienestar familiar o de la pareja.

Los problemas son múltiples, variados, distintos en grado y propios de cada familia o pareja.

Cualquier cambio por mínimo que sea que se instaure ayudará a mejorar la relación.

Entendemos entonces los cambios como salidas eficaces ante la situación demandada como problema crítico, ,angustioso y / o conflictivo.

Los problemas suelen girar en torno a temas tales como:

  • La infidelidad no aceptada,

  • La traición de la pareja,

  • La soledad de uno de los miembros,

  • La monotonía en la pareja ,

  • La pérdida de la intimidad de la pareja,

  • El dolor de la separación,

  • La verdad de las cosas,

  • El no entenderse,

  • La crisis matrimoniales o de pareja,

  • El nido vacío,

  • La incomprensión por parte de uno de los miembros de la familia,

  • El desencanto o la pérdida de interés,

  • La falta de deseo,

  • Criterios educativos dispares,

  • La crianza de los hijos,

  • Lo cotidiano,

  • La aparición de una enfermedad grave,

  • El deseo de plantear una separación….

Problemas que originan crisis y en más casos de los deseados separaciones y divorcios con los consecuentes ajustes para todos en la familia o mejor en las nuevas familias resultantes.

La realización de terapia en pareja puede, y es una conclusión sin lugar a dudas, evitar llegar a estas situaciones.

Crisis de pareja

Para empezar a hablar de crisis de pareja, sería conveniente recordar que se dice que las parejas que perduran en el tiempo son aquellas que son capaces de solucionar las crisis matrimoniales o las crisis de pareja saliendo airosos y re-adaptándose al nuevo entorno familiar o de pareja.

Con las crisis, siempre dolorosas, se sale fortalecido cuando se afrontan de frente y con responsabilidad.

Planteamos una metodología centrada en soluciones, una terapia de estilo breve. Soluciones buscadas con los interesados y planteadas como tarea a realizar por los interesados.

Dentro de nuestro marco de trabajo terapéutico el psicólogo de pareja se hace facilitador de la búsqueda de esas soluciones, las cuales están en las personas.

Para ello la terapia se inicia con sesión individual con cada parte de la pareja o parte interesada, para continuar en la siguientes sesiones juntos.

Por tanto,  este planteamiento permite:

  • hablar claramente del planteamiento del problema,
  • facilita la conformación de la estrategia a seguir y
  • evita fracasos ante descubrimientos abrumadores o no esperados.

Abordaremos adecuadamente la situación emocional de las personas implicadas permitiendo el reconocimiento real de la consulta y la actitud con la que se pide siendo esto la clave del éxito en toda terapia de pareja.

Podemos finalizar diciendo que dentro de la sesiones conjuntas de terapia de pareja se acuerdan objetivos, se trazan metas y se valoran avances. Por lo tanto, así se pueden instaurar, eliminar recuperar comportamientos, pensamientos, acciones… que generen cambios idóneos y esperados.