ansiedad

7 trastornos típicos de ansiedad Pánico, fobias y ansiedad

En un año se calcula que el 20/30 % de las personas que pasaron por los servicios de salud solicitaban ayuda por algún síntoma ansioso ( ansiedad), seguido de los trastornos del estado del ánimo.

Parece que las mujeres doblan en este trastorno psicológico a los hombres.

La mayoría fueron tratados con psicofármacos y tan solo el 5% resolvieron el problema a través de su uso. En este sentido la terapia psicológica cognitivo conductual y de aceptación y compromiso se hacen fundamentales en este tipo de dolencias psicológicas que se presentan por si mismas o acompañando otro tipo de trastornos pero que en cualquier caso convierte la vida de las personas que los padecen en un continua agitación de pensamientos y comportamientos.

De tal forma que se acompañan muchas veces de complicaciones psicofisiológicas del tipo :

  • Sueño entrecortado y sin reparo.

  • Dificultades de sudoración.

  • Dificultades gastrointestinales.

  • Problemas de alimentación.

Entre otras, lo cual se lleva al terreno de la vida social, familiar y laboral con las consiguientes restricciones.

¿Qué es la ansiedad?

Es la situación alerta del pensamiento y por tanto de las emociones, que manifiesta una persona ante la anticipación de un peligro real o no, emocional o físico. Genera tensión y si perdura en el tiempo puede incluso ocasionar dificultades somáticas.

En principio no es negativo que esto ocurra en las personas, el límite se encuentra en la incapacitación que esta genera de cara a las distintas esferas de la vida incluida la propia salud.

Cuando resulta una forma de escape defensivo (evitación) ante esas situaciones de miedo repetida y expresada en el tiempo se hablaría de la ansiedad.

Tradicionalmente se hablaba de personas neuróticas para explicar este trastorno y englobar sus diferentes formas.

Las personas que la padecen resultan poco efectivas en sus actuaciones tanto de pensamiento como de comportamiento. Les faltan recursos de afrontamiento bien por no haberse enfrentado a la situación ansiógena o bien por no haberlos adquirido en su proceso de desarrollo personal y educativo.

Cuanto más se huye o evita la situación tanto más ansiógena resulta, es decir tanto o más miedo nos produce y por tanto mayores niveles de ansiedad. Es como una mancha que se propaga en este caso por nuestra psique y nuestro cuerpo.

Así pues se concretan siete categorías diagnósticas con presentaciones comportamentales y conceptuales diferentes y bien definidas que son:

  1. Trastorno de pánico o trastorno de angustia: al repetirse en el tiempo “picos” de ansiedad el miedo surge solo con pensar en que se vuelvan a producir los ataques, las personas se auto-observan más y se hacen más evitativos hacia comportamientos propios que entienden favorecen los ataques. Estos ataques son intensos en su sintomatología. Algunas características serían palpitaciones, sensación de ahogo, excesiva sudoración, temblor, miedo al descontrol parestesias, fríos, opresión torácica,…

  2. Agorafobia: malestar ansioso surgido del miedo o preocupación a no poder escapar o salir de algunos lugares o por no disponer de ayuda por ello. Estos lugares públicos o privados pueden ser desde centros comerciales hasta medios de transporte.

  3. Fobias específicas: evita el contacto con ciertos estímulos concretos que le provocan el miedo o malestar ansioso( ascensores, agujas, ruidos,…).

  4. Fobia social: el contacto social resulta en este caso el estímulo a evitar por la persona ansiosa. Esto le incapacita notablemente pues bien sabemos de nuestra innata tendencia a las relaciones en grupo o sociales.

  5. Trastorno de ansiedad generalizada: en esta categoría se incluyen las personas con vagos o imprecisos estímulos a evitar, en el sentido que teme a casi todo, o vive bajo amenaza constante sin tener claro la razón. Los cambios de la rutina, los imprevistos, el no tener control claro,…ante lo cual se organizan mucho evitando cambios y asumiendo excesivo papel de control.

  6. Trastorno de ansiedad por enfermedad médica, “como consecuencia de”.

  7. Trastorno de ansiedad inducido por sustancias fármacos o cualquier otro tipo de drogas.

Es importante replantearse que si la farmacología al uso ayuda( en un primer momento puede aliviar síntomas) es necesario continuar con terapia psicológica que nos dote de estrategias de:

auto-control ,

relajación,

búsqueda de soluciones sobre la base del afrontamiento efectivo.

¿Seguimos hablando sobre ansiedad? No dudes en llamarnos, el equipo de psicólogos en Gijón de Psiquiastur estaremos encantados de poder ayudar.

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Aburrimiento. Psicólogos Gijón

7 consejos sobre el aburrimiento EL aburrimiento ayuda al bienestar

Estaba sin ideas, agobiado frente al ordenador con documento word en blanco, el tiempo pasaba, “!qué aburrimiento!  Como todo en la vida, no hay mal que por bien no venga. Me puse a releer, buscar, y me topé con la idea de “aburrimiento”. ¡Mama me aburro dicen los niñ@s!

Contamos con la mayor dotación de material tecnológico dentro del hogar jamás pensado, portátil, tablets, Smart tv, smartphon, relojes conectados, en ocasiones todo en red y por duplicado, existe un afán consumista, adictivo, por la acumulación de “tecno máquinas” pensantes y ya esperamos a los robots que nos traerán las zapatillas, jugarán en el mejor de los casos a Mario Bros con nuestros hijos y harán, dicen, de nuestras vidas un paraíso para tener todo el tiempo libre a espuertas.

Si a esto sumamos el tele-trabajo, se ha abierto la ventana a la libertad laboral, también se puede trabajar en casa ( trabajar más horas entiéndase).

Sin embargo algo ocurre en nuestro cerebro. Dejamos de mantener la atención sobre todo este aparataje, pasamos de uno a otro hasta darnos cuenta que solo navegamos por navegar y finalmente nos refugiamos en el whatsApp para conseguir mantener alguna conversación por ingrata, breve, o repetida que nos pueda parecer (pasar el tiempo).

Continuamos aburridos y entonces sentimos como que el tiempo no pasa y pesa sobre nuestro pecho, ya siento la ansiedad del no hacer nada, mejor del no saber qué hacer. Entonces nos enfadamos. El aburrimiento entonces juega en nuestra contra.

En el Arte de Amargarse la vida, Paul Wazlawich comenta el hecho de la cantidad de energía empleada en amargarse, yo diría (con todos mis respetos) en agobiarnos.

Tengo amigos con hijos pequeños (con adolescentes ocurre lo mismo), dado que tienen un colegio en jornada continua, a las tres de la tarde están en casa y como ahora los deberes tampoco son aconsejables, a las cuatro deambulan por los pasillos, el que los tenga, de la casa o pisito, pidiendo material tecnológico como “zombis tecno”, hasta que a las cuatro alguien les saca corriendo hacia una actividad extraescolar o dos hasta las siete.

Se incluye la academia para repasar arduos conceptos académicos difíciles de entender a lo largo de la mañana. Llegada de nuevo a casa merienda, ducha, tv, cena cama ……y horror el niño está excitado no puede dormir de nuevo pide tecnología para conciliar el sueño, se la damos y no vemos que en poco tiempo de nuevo se aburre y no consigue dormirse.

Está ansioso, realmente en toda la tarde no ha hecho nada que le fuera de interés, lo peor, no lo conoce.

El busca como en la historia del buscador (de Jorge Bucay): “alguien que busca, no es necesariamente alguien que encuentra tampoco. Tampoco es alguien que necesariamente sabe qué es lo está buscando.”

La sobre-estimulación no facilita la concentración, todo lo contrario perdemos atención y por tanto nada cobra interés. Luego caemos en no saber qué hacer.

Por otro parte cuando estamos aburridos pensamos y siempre se nos ocurren cosas.

El cerebro humano está las veinticuatro horas del día de toda nuestra vida, activado, conectado, pensante.

Los momentos de no hacer nada los agradece, le permiten recapitular hechos, hacerlos conscientes y entonces surge la magia de nuestra naturaleza, se nos ocurren ideas, creamos y nos ponemos de nuevo en marcha.

El secreto es poder pensar sobre un tema, una actividad, que hacer, como resolver ,por dónde ir,…..y siempre surgen novedades.

Aburrirse es aconsejable para centrar ideas, relajarse en solitario, crear, y estar con nosotros mismos.

Los ejercicios de atención plena son indicativos de como centrando el interés en lo que nos rodea podemos conseguir avances en nuestro estado de ánimo. Dejamos de estar estresados, nos desbloqueamos….casi sin hacer nada.

Solamente atender, que no hacer, ni mover, ni planificar solo oírnos , escuchar visualizar, …..

Ocurre que a este ritmo todo lo queremos de inmediato, es así que la frustración campa a sus anchas, o lo tengo (incluso la diversión-felicidad) o me quemo y deprimo. Necesariamente busco algo que no encuentro, realmente diría que no lo vas a encontrar por ese camino.

Es fundamental dar tiempo al tiempo, de ahí que no se pueda apurar (el tiempo sigue su rumbo).

7 consejos sobre el aburrimiento:

  • Estar solos, es muy bueno, no hacer nada mucho más.

  • Relajarse cuesta un esfuerzo de concentración, entrena, practica.

  • Planificar que hacer con una actividad  en algún momento del tiempo libre ayuda a todo lo anterior ,nos organiza el tiempo.

  • Déjate llevar sin rumbo aunque en menor porcentaje, divaga, deambula, “caharrea”,….

  • Busca en tus recuerdos que pueda interesarte retómalo, o realiza una idea que te atrajera de siempre.

  • Dedica tiempo a los tuyos, ganarás en humor, serenidad, comprensión y salud.

  • Di que no a algo a lo largo del día, y al final piensa en cómo te ha ido.

Ganarás en paz y serenidad y te conocerás un poquito más.

No tengas miedo a aburrirte.

Si crees que podemos seguir hablando sobre aburrimiento, localizarlo y utilizarlo en nuestro desarrollo, puedes entonces no dudes en llamarnos. El equipo de psicólogos del centro de Gijón te ayudaremos en tu caminar por la serenidad.

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Convivencia.Terapia de pareja Gijón

Algunas claves para la convivencia Relaciones familiares y de pareja

Releyendo una añeja edición, Terapias y terapia familiar, del innovador en su día, el psicólogo Salvador Minuchin, me he encontrado con algunas de las ideas que han hecho mella en mi forma de proceder dentro de la clínica familiar y en concreto en temas de convivencia.

Ideas que refrescan y a la vez recuerdan la esencia de las familias y de las parejas. Más concretamente, ayudan en la convivencia eficaz dentro el contexto familiar o de pareja.

El concepto de evolución implica cambio. El cambio se produce desde que existe la tierra.  Por ende en lo concerniente a lo “ humano”, como esencia del ser.

El concepto de familia no se escapa a esta idea y desde que se ha escrito la obra citada no han sido pocos los cambios a los cuales se ha visto sometida. Cambios que se rigen a su vez por las variaciones que se van dando en la sociedad misma.

Las exigencias de la sociedad influyen:

  • en las exigencias familiares,

  • los tipos de familia, la educación familiar,

  • la responsabilidad como educadores,

  • los objetivos de la familia e

  • incluso en los nexos de unión entre los miembros y su duración.

Se parte de la unión consensuada entre dos personas, sin atender al género, que en el tiempo pudieran decidir tener hijos o no.

Los cambios en  sociedad influye en la familia. La convivencia social y familiar de igual manera.

En este sentido Minuchin plantea en el siglo pasado, 1974. Las familias han ido asumiendo el ir perdiendo su “función protectora y de socialización”.

Se refería a estar en una etapa transicional del modelo familiar, ocurrido fundamentalmente, como consecuencia de las condiciones económicas de vida, (la religión es la economía y el dinero, su dios). De manera que el colegio y otros entornos participan cada vez más de estas funciones.

Así seguimos, no se si en proceso todavía transicional, o que, en realidad, así es el actual modelo de familia.

Antaño pertenecíamos a la familia, idea más tribal. Hoy pertenecemos a distintos grupos menores o casi iguales. Pero sabemos al igual que el autor referido, que la familia se hace más necesaria para los procesos de socialización.

Cuantas más exigencias de flexibilidad y de capacidades adaptativas demanda la sociedad actual (y ya de aquella), más necesaria se vuelve la familia..

La familia se presenta como una estructura microsocial que evoluciona, a través de etapas sucesivas que exigen a su vez re-estructuraciones para hacerse adaptativa y no disfuncional y a su vez da continuidad como unidad familiar y permite el desarrollo personal de los integrantes de esa estructura.

Esa estructura está compuesta por personas que funcionan y operan bajo esquemas invisibles, hoy hablaríamos de:

  • reglas verbales (PAF) y
  • no verbales que dirigen la interrelación.

Que en su repetición se establecen como pautas de funcionamiento ,por ejemplo;

  • qué está bien o mal,
  • qué se puede hacer,
  • quien es papa…

Esas reglas definen la existencia al menos en el inicio, de rolles de autoridad que jerarquizan la estructura y que por desgracia  hoy se diluyen en concepciones “buenistas” inexplicables adelantando etapas madurativas al caer en la banal permisividad.

A su vez estas reglas describen relaciones complementarias entre los progenitores (primera idea).

Esto implica en aquel entonces convulso momento socio histórico, un reto para el patriarcado. Pero hoy día se considera mayoritariamente asumida(¿) esta condición de pareja en equipo que reparte funciones independientes del género salvo las más estrictamente biológicas.

As u vez, cada miembro familiar, tiene unas expectativas y unas necesidades que consensuadamente o de manera tácita conforman un universo que ayuda pero restringe a los componentes.

Es habitual que cuando alguno de los componentes manifiesta intereses distintos, se puedan recurrir a conflictos de lealtad, a triangulaciones, generación de culpas,….y por lo tanto a la disfuncionalidad de esa estructura.

Los límites tan necesarios para mantener la estructura se resquebrajan y los procesos de unidad familiar se ven mermados y los procesos de socialización interrumpidos o reorientados siguiendo otros criterios. El roll de cada uno entra en crisis.

La segunda idea está dentro de la existencia de límites que favorezcan el entramado familiar, límites claros, definitorios de comportamientos posibles, de la responsabilidad de cada cual, del como negociar los cambios, …..Se hace necesario el trabajar con la aparición natural, de nuevos intereses de las partes para mantener la unidad (segunda idea).

La pareja a su vez también se rige por reglas que convergen en la idea de complementaridad antes citada y la idea de acomodación mutua.

¿Qué quiere esto decir?

Pues sencillamente, que cada cual ha de ser capaz de ceder (perder) individualidad para ganar en sentido de pertenencia y por tanto en coexion.

“Mi tiempo deja de ser al cien por cien mi tiempo pues he de compartir, procurando sin esperar mucho a cambio, acciones de cooperación y ayuda a la otra parte (tercera idea).

Al inicio he comentado que la familia, aún hoy, tiene sentido como fuente de socialización adecuada. Esto significa: los padres y madres tienen un roll esencial en este entramado siendo padres educadores.

Esa educación será responsable, haciéndose valer en el marco de unos límites competentes.

Los padres en este sentido, trascienden a su propia persona, al transformarse en modelos . Cuanto más eficaces, coherentes, flexibles, amables y mediadores se les perciba tanto más aportarán a sus hijos (cuarta idea).

Paralelamente, los criterios educativos de ambos deberán de ser lo más parecidos o al menos cuando hemos de decidir sobre alguno. Previamente se pactará qué y cómo y cuándo, porque el quien, los dos lo harán.

Así pues:

  • la complementaridad y la acomodación mutua;

  • la atención a las intereses y necesidades del momento;

  • la cooperación y ayuda entre iguales y finalmente

  • mantener el roll de padres responsables (educadores responsables),

se torna conceptos básicos en el seno familiar que desee perpetuarse en el tiempo con una convivencia satisfactoria.

A sabiendas de que:

  • Una de sus funciones elementales está en la socialización de las personas.

  • El respeto es la base de toda relación duradera, más dentro de relaciones en las que  la confianza aporta ….

Podemos concluir que lo emocional afectivo cobra especial importancia y es justo su cuidado.

Por esto en terapia son muchas las parejas que del inicial contacto para plantear un problema con el hijo que no respeta ninguna norma (por ejemplo), se pasa a la re-estructuración de estos conceptos citados y de los criterios educativos como complemento y acompañamiento de la terapia familia

Te podemos ayudar. Los psicólogos en Gijón de Psiquiastur estaremos encantados de seguir hablando contigo sobre la convivencia familiar y de pareja.

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Autoestima, psicoterapeuta Gijón

Autoestima Pilar de nuestra personalidad

Lo primero: la idea de autoestima y de inteligencia es quizás uno de los constructos psicológicos más manidos de nuestra disciplina. Para los psicólogos un pilar de nuestra personalidad.

Una visión coherente y práctica, aunaría ambos términos.

Ambos pertenecen a la esfera cognitiva:

  • los pensamientos y

  • conocimientos/habilidades

y serían dos esferas (tipos de inteligencia) complementarias, entre otras, de la inteligencia general (inteligencia múltiple).

La autoestima estaría en sintonía con la inteligencia de la persona a través de la inteligencia emocional (otro concepto manido referente al automanejo de las emociones).

En cualquier caso son los tres conceptos vitales en/y para el desenvolvimiento personal en el mundo real diario.

Desde hace algunos años estos conceptos son reciclados y utilizados en el mundo empresarial como potenciadores de capacidades personales para el desarrollo de líderes grupales. En la nueva y también manida idea de trabajo en equipo o colaborativo.

Se parte de la hipótesis, de que quien tiene control sobre sus emociones, podrá reconocer bien la de los demás, podrá ganar o tener autoconfianza (seguridad y autoestima…) y por tanto incluso llegar a ser un jefe con carisma.

Peligrosa idea a considerar pero parece que muy en boga. Grandes destructores de la humanidad han sido y son personas carismáticas. En ocasiones carisma y psicopatía van de la mano, más de lo deseado.

En la práctica clínica, la idea de autoestima no representa un constructo gnosológico en si mismo, pero forma parte y aparece como elemento sintomatológico (por defecto) de diferentes problemas. A manera de síntoma transversal.

Haciendo referencia, en palabras de los propios pacientes:

  •  “la baja autoestima”,

  • “la poca confianza en si mismos”….

Que les lleva a:

  • mantenerse en segunda fila,

  • muy prudentes en los actos,

  • inseguros y temerosos ante la crítica de los demás

Y por lo tanto llegando a responder de manera poco asertiva y eficaz ante la vida.

El proceso de adquisición de la autoestima es creciente y parece que dependiente del contexto de desarrollo personal. El cual, fruto de las experiencias diarias, genera pensamientos positivos o negativos, con sus consiguientes primos hermanos los sentimientos y emociones.

La mayor habilidad social podría dar en pensar que implicaría mayor autoestima…. y al contrario ocurre lo mismo.

En cualquier caso una visión negativa de uno mismo llevaría casi ineludiblemente a una auto consideración limitada e insegura de nuestro yo, de nosotros mismos.

Así pues la autoestima sería inferior (en algún grado), al que tuviera una visión más positiva. Las situaciones de:

  • crisis,

  • bloqueantes, de maltrato,

  • de estrés postraumático,

  • de violencia,…

  • continuadas

Pueden favorecer la aparición de estos pensamientos negativos, de infravaloración y poco adecuados para la vida diaria en cualquier esfera a la que nos refiramos.

Lo habitual es la existencia de procesos de aprendizaje y educativos:

  • imitación,

  • modelaje,

  • ensayo y error

Poco afortunados por exceso o por defecto.

En el sentido de que, restricciones de tipo afectivas, de cuidado o de trato, frente a las de sobreprotección, facilitadoras o desestructuradas, no dejan de ser, sobre todo, experiencias fruto de la relación interactiva del individuo con su entorno más o menos crítico.

Se inicia desde la más temprana edad, desde los gestos hasta los comentarios “más inofensivos”.

Como bien se acepta hoy en día resulta imposible no comunicar, es difícil entonces no decir con un gesto que puede, por repetido ser mal interpretado. Resultando doloroso y fuente de mensajes negativos.

Las personas se acercan a consulta y proponen directamente este tema o aparece en el transcurso de la entrevista como fuente o parte del problema o producto de un problema superior por preocupante.

En cualquier caso ha de ser cuantificada, en medidas comportamentales y considerando el contexto en la que dicha autoevaluación se realiza.

¿ Cómo , cuándo con quién y en qué mediada esto te ocurre?

En la estrategia consignada con el paciente se incluyen conductas para facilitar, verificando su eficacia personal ante situaciones reales de afrontamiento, en las cuales vea sus posibilidades de éxito.

AL igual que poco a poco se fue conformando como persona ,poco a poco se irá fomentando una mejor o mayor autoestima.

Pudiéramos pensar que aquellas personas con una adecuada autoestima, serían personas más capaces de resolverse en situaciones de contexto social y relacional.

Podríamos pensar que tendrían una puerta abierta al “éxito”.

Pero…habría que incluir otros criterios como:

  • grado de extroversión,

  • capacidad de aprendizaje, e

  • empatía,

  • capacidad de autocontrol,

  • habilidades sociales, …

Las personas con fuerte acento de Líder, serían personas con fuerte presencia de este concepto.

La idea real, de buena consideración hacia uno mismo, nos daría paso a un nivel superior que sería saber ver en los demás sus capacidades para poder orientarles y sacar lo mejor o lo que se considere oportuno en ese momento.

El perfil de baja autoestima está muy mediatizado por su propia autocrítica negativa. Mientras que el de alta autoestima se centraría más en las acciones para desarrollar algo y en este sentido sería capaz de mayores logros.

Ciertamente las personas se pueden ir desarrollando en el tiempo y tendrán esferas o contextos de vida mejor armados y trabajados que otros con lo cual también podemos pensar que la autoestima puede fluctuar entre contextos, el donde te siente menos integrado, eficaz o inseguro es clave ( siempre existen excepciones positivas, ¡ hay que verlas¡).

El desarrollo personal facilita la diferenciación y el manejo de estas situaciones y permite el trasvase de estrategias exitosas de una a otra esfera personal.

El conocimiento de uno mismo, autoconocimiento, facilita y determina los avances en este terreno. Siendo un apartado clave dentro del desarrollo del conocimiento personal.

Ten en cuenta, si tienes alguna duda al respecto, hablamos,  el equipo de psicólogos en Gijón, estaremos encantados y hablar contigo.

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Carisma y liderazgo, psicólogo Gijón

Carisma y liderazgo Carisma, relación entre el liderazgo y el éxito

Carisma, persona carismática,… quizás líder, ….

Para empezar, es posible que para los psicólogos la palabra carisma quizás esté cargada de significado peyorativo. Si intentamos definición:

  • El carisma lingüìsticamente hablando, sería la capacidad de ciertas personas para motivar y suscitar en otras personas la admiración (¿de su ser, de sus actos?).

  • Podría también definirse como cualidad o don natural (¿con el cual se nace?), que tiene una persona para atraer a los demás por su presencia, su palabra o su personalidad (la cosa se pone difícil).

  • Etimológicamente podría entenderse como capacidad de “agradecer, hacer favores”, es decir, de ser agradecido. Cualidad así entendida en psicología como un elemento de la asertividad dentro de todas las habilidades sociales efectivas (todas ellas desarrollables). Agradecer los actos positivos a los demás favorece las interacciones entre personas, genera confianza, estima aúna lazos, permite ser visto como elogiable…

  • Podemos ver el carisma como la capacidad de atraer y cautivar.

Puedes ver cualquier otra definición que hayas leído, pero es más interesante observar a los carismáticos y veremos que todos tienen cualidades comunes:

  • Unido a unas dotes de comunicación presentan una buena técnica y un buen hábito de escucha activa. Saben hacer sentirse importantes a sus interlocutores (son agradecidos).

  • Tienen un objetivo claro, este objetivo les guía en el camino y en las tomas de decisiones. Al buscar la perfección siempre están motivados:
    • a seguir adelante mejorando su proyecto
    • buscando siempre nuevas formas de avanzar de manera creativa.
  • Son capaces de inspirar por su seguridad nacida de su convencimiento y porque al tener tan claro el objetivo, son capaces de unir un equipo con fuerza para alcanzarlo.

Esto define al líder, persona que hace de “guía”, es decir, que dirige o conduce un grupo social o colectividad. En el cumplimiento de un objetivo determinado.

En este sentido la palabra carisma pierde su carga peyorativa y  se hace objetivo y potencialmente desarrollable.

Deja de ser “característica personal de algunos”,  pasa a ser  un “concepto útil, real y alcanzable” .

Por ser personas poseemos capacidades más o menos desarrolladas en nuestro “material” de trabajo relacional.

Quien quiera ser líder deberá exponerse a la necesaria confrontación con los demás que le rodeen y por ende poner en juego sus mejores dotes de persuasión. Dotes centradas en:

  • conocerse a si mismo,

  • reconocer en los demás,

  • agradecer (refuerzo vital), y

  • saber que quiere conseguir.

De ahí, ha de salir una estrategia de afrontamiento con ese grupo de personas cada una de las cuales distinta y que han de ver una persona capaz de sacar la ideas a delante. Es decir, que se suma el ser un buen comunicador para ser un líder eficaz.

Muchas veces podemos pensar si es necesario nacer con carisma para ser una persona carismática o es una cualidad que podemos desarrollar con el paso del tiempo. En este sentido es más operativo desarrollar un líder ( una forma de guiar) que un carisma ( que se acerca más a un concepto con el que se nace, es como un aura de imposible error, divino).

Por lo tanto, puedo desarrollar habilidades para ser un buen guía, sin lugar a duda.

Igual que puedes necesitar un entrenador para mejorar tus marcas en deporte o un profesor de canto para desarrollar tus habilidades artísticas, con un buen entrenador ( coach – psicólogo- entrenador de personas) puedes obtener avances importantes en tu capacidad de liderazgo y por tanto en tu confianza.

¿Hasta dónde se puede desarrollar? Eso ya depende de ti.

Si quieres ser bueno en algo tienes que emplearte a fondo. para ser EL MEJOR… tienes que entregar tu vida.

¿Has decidido que es un campo en el que te quieres desarrollar o mejorar? Comenzar por buscar unos buenos entrenadores, psicólogos, sería un comienzo.

Los psicólogos de nuestro centro de  Gijón podemos ayudarte, !llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Celos incontrolables

La profecía autocumplida de los celos incontrolables

En primer lugar, de los celos  no se libran ni hombres ni mujeres. Es algo que sabemos los psicólogos del centro. Las crisis de parejas del color que sean, se nutren del desenfreno celotípico.

El control compulsivo del teléfono privado de la pareja, es lo más destacado.

Seguido de:

  • el control de las ocasiones en las cuales se retira a hablar en privado,

  • la revisión del historial de navegación,

  • el control de la clave y sus variaciones,

  • el gasto de dinero,

  • las salidas y con quien queda,

  • de las insinuaciones por las miraditas…

Como contrapartida surgen las improvisaciones, con mentiras piadosas que acaban en grandes fraudes, justificados por el acoso al cual se somete a la otra parte.

Porque en definitiva, los celos, llevan al acoso de la otra persona a través del control y la increpación y empiezan a rozar lo vejatorio para quien lo practica sintiéndose presa de su historia obsesiva y para quien lo sufre injustificadamente.

En gran medida y si no existen realmente motivos de desconfianza, suelen darse en personas inseguras que dudan hasta de su propia sombra.

Con un amplio abanico de posibles causas donde, entre otras se pueden considerar:

  • el haber pasado por experiencias adversas,

  • que hayan tenido una educación excesivamente machista

  • que han tenido un crecimiento repleto de desafecto,

  • o ,por supuesto, problemas de personalidad de diversa índole.

Forma parte de un estilo relacional perverso, nocivo y poco dado a soluciones.

Quien se cela espera confirmar su única idea, en muchas ocasiones paranoide y no ve otras explicaciones. Deja de sentirse respetado y tampoco respeta a la otra parte. La relación se tercia evasiva y de confirmación acusatoria.

Cualquier descuido , desliz, por pequeño que sea, será motivo de enfrentamiento y de sufrimiento .Por supuesto aceptar la explicación como elemento de acuerdo y solución se hace imposible o una pérdida de tiempo.

Solo quieren que se les reconozca su verdad ….hasta que finalmente la profecía autocumplida hace entrada en escena, opera y se cumple el miedo.

Finalmente las parejas se enfrentan a la evidencia de gran tensión relacional y del sufrimiento personal resultando muy complejo salir por si mismos de la crisis en la cual están enfrascados.

Se precisa:

  • Un cambio de actitud

  • Un intento de racionalización de esta situación y la aclaración de razones que la provocan.

En consecuencia podemos decir que los celos serán la parte visible del iceberg a la deriva y para esto que mejor que recurrir a profesionales especialistas en terapia de pareja o psicólogos clínicos expertos.

En nuestro Centro de Psicología en Gijón podemos ayudarte, !llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

timidez

La timidez me preocupa. Timidez vs introversión.

Cuando los psicólogos pensamos en timidez, también pensamos en personalidad.

Un antiguo y conocido psiquiatra, Jung, en su día desarrollo la teoría de los “Tipos de Personalidad,” en ella habló y describió diferentes tipos de personas, definidos, según lo que dio en llamar “preferencias”.

La primera que definió, y parece que se desarrolla en la evolución personal, fue la preferencia hacia la introversión o la extroversión.

Preferencia definida por la orientación de la energía personal. En esta dimensión aparecen los dos polos la introversión y la extroversión.

En la introversión:

  • Las personas se orientan más al mundo interior y como tales desarrollan comportamientos visibles que les caracterizan.

  • Suelen ser personas reflexivas a largo plazo, hablan poco y tras madurar las ideas.

  • En ocasiones son poco flexibles en sus afirmaciones.

  • Se quejará de los múltiples mensajes que llegan a su wasp, mientras que el extrovertido se alegrará de ello.

  • Solo hablará de lo que domina o interesa y suele tender a profundizar el contacto

  • En una reunión social buscará espacios para quedarse a solas y “descansar”.

¿Os suena esto estimados introvertidos?

Esto será un rasgo que te acompañará siempre en tu versión más introvertida. Que a su vez podrá fluctuar. Pues a lo largo de las vidas también se producen cambios vitales que modifican el enfoque del mundo que rodea nuestras vidas.

El tímido ( no debe de ser asociado al introvertido aunque lo parezca):

  • Posee pocas habilidades de relación, y esto le hace aislarse incómodamente por que le gustaría estar con todos o atreverse a algo determinado.

  • Le cuesta afrontar, esta es su principal característica . Quizás porque en su aprendizaje, a tenido momentos sociales adversos, dolorosos, ….. y los evita o también porque ha aprendido que manifestándose tímido, pueden existir otras personas las que solucionen sus problemas.

  • Viene de lejos y el tímido no se hace en una hora. El pasar del tiempo le ancla en el bloqueo relacional y prefiere cada vez más que le dejen. Tanto más quieren que les dejen como que desea superar sus inhabilidades.

  • Precisan concretar en cuales situaciones se muestran más tímidos y a partir de ahí encontrar alternativas , estrategias de afrontamiento que les doten de progresos efectivos. En el sentido de hacerles sentirse con mayor autoestima y capaces. Para generalizar ese aprendizaje y esa sensación adquirida y novedosa para ellos.

Las situaciones son superables en gran medida, la timidez es superable, solo se ha de valorar si realmente se desea o no ser distinto, si realmente se desea salir del área de confort y tener una vida más social y asertiva.

En psiquiastur somos un equipo de psicólogos en Gijón que podemos ayudarte si crees que puedes tener alguna situación con la timidez, o quizás de algún ser querido. !Llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Crisis de pareja. Terapia de pareja Gijón

A cuestas con la crisis de pareja Relación con las épocas del año

Hoy se cumplen seis días del presente año, y comienzan las llamadas solicitando citas para sesiones de terapia de pareja con los psicólogos del centro: crisis de pareja.

Y estamos en los primeros días del año… ¿o será por eso?

Esperable, este es uno de los periodos clave en nuestro Centro de psicología.

Momento especial para las parejas, nuevamente han pasado un periodo juntos, unas pequeñas vacaciones en las que habitualmente, y además, se incluyen fiestas con familia extensa.

Esto implica una toma de contacto con personas a las que se les debe atender, tratar y cuidar, pero que no son amigos elegidos. Personas con sus particularidades y personas que por ver y tratar poco no se tienen lazos más allá de los políticamente correctos, o personas que por la habitualidad del trato se desea en estos momentos contactar menos, precisamente en Navidad.

Fiestas para relajarse y disfrutar, pues son breves y en las cuales se intenta ser entrañables.

Sin embargo todo se hace cuesta arriba entre celebraciones. Si hay niños peor pues se intentará hacer como que no ocurre nada, “al menos hasta pasado el día de Reyes no les diremos nada a los críos”, comentan casi todos.

Como si eso fuera la solución. Sin detenerse a pensar que solo es un intento de posponer la decisión. Familia a la que atender, gastos desmesurados, críos para cuidar, obligaciones que cumplir y “el patio sin barrer”.

O nos ponemos manos a la obra o la relación de pareja se va al traste.

De nuevo se han acercado unas fiestas /vacaciones sin planificación personal, ni de pareja y sin tener en cuenta que quiero y que quiere mi pareja en estos momentos, olvidando como de costumbre el cuidado de la relación de pareja.

El tiempo pasa para todos, y no se suele parar a reflexionar sobre el momento vivido y ni tan siquiera a vivir ese momento.

Tampoco se ha pedido a la pareja lo que se necesita ni se ha replanteado como disfrutar si es que se quiere de la Navidad en pareja.

Una Navidad que en este sentido, no deja de ser un momento más, con tiempo suficiente como para estar solos y hacer cosas que no suelen ser habituales o se han dejado de realizar por motivos mil.

Y de nuevo en muchos casos la crisis regresa al estar agazapada o aparece amenazadora, seguramente más para uno que para otro miembro de la pareja.

El desacuerdo y la tensión se hace evidente en la habitación pero paulatinamente se expande por el ambiente hogareño.

Esto hace que se crispe el ánimo, y siempre que se pueda, se acceda a asistir a más celebraciones de las adecuadas.

Consiguiendo un ambiente enrarecido cuando se quedan solos, poco ecológico para la salud relacional y personal.

Se utiliza otra estrategia, en este caso de distracción y de tirar hacia adelante en espera de una mágica solución para la relación.

Es cierto que en alguna ocasión tanto el posponer la decisión de afrontar el problema como el de esperar que las hadas lo solucionen, han tenido un pretendido poder curativo para la relación.

Pero ha sido muy circunstancial y azaroso. Tanto que no se ha mantenido en el tiempo.

Verdaderamente se deben de generar intentos de solución conscientes que a su vez correctamente aplicados dupliquen soluciones ante las optimistas expectativas conseguidas de manera casi inmediata.

Las crisis de las pareja:

  • aparecen por motivos muy diferentes, motivos que sería bueno “discernir”,
  •  en muchos casos, son evolutivas y como tales cíclicas,
  •  suelen tener solución, siempre que no exista maltrato, engaño como estilo de vida o des-amor, en cuyo caso se hace muy complejo sino imposible una adecuada y duradera relación de pareja,
  •  son superables si se hablan y no perpetúan en el tiempo a la crisis como estilo de convivencia, que también. Pero se torna poco ecológicas,
  •  deben de ser afrontadas como tal y por tanto no almacenadas en la historia familiar en espera de un tiempo que todo lo soluciona, o en pensamientos del tipo “los hombres o las mujeres so así”,
  • una vez planteadas se hacen imposibles y destructivas, necesitan de pasos , de inicios de cambio inmediatos y se recurre mucho a lo estructural, a los elementos externos que suelen hacer infelices a las personas, al estilo de vida, a lo innecesario , para recapitulando, reorganizando y acordando comenzar a alcanzar otro tono que permita interiorizar razones, reconocer a la pareja casi perdida y dar paso al re-afecto ( cariño, amor, comprensión, sexo y respeto).

La actitud frente a la crisis hará que se decida solucionarlo o por el contrario esperar a la siguiente crisis. Uno de los momentos problemáticos son cuando se pasa tiempo juntos sin pensar cómo hacerlo.

No esperéis a pasar por más crisis, afrontarlas en busca de soluciones. Os sorprenderéis de las mejoras, llámanos.

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

Contacto citas:

http://centro-psiquiastur.negocio.site/