Cuando los psicólogos pensamos en timidez, también pensamos en personalidad.

Un antiguo y conocido psiquiatra, Jung, en su día desarrollo la teoría de los “Tipos de Personalidad,” en ella habló y describió diferentes tipos de personas, definidos, según lo que dio en llamar “preferencias”.

La primera que definió, y parece que se desarrolla en la evolución personal, fue la preferencia hacia la introversión o la extroversión.

Preferencia definida por la orientación de la energía personal. En esta dimensión aparecen los dos polos la introversión y la extroversión.

En la introversión:

  • Las personas se orientan más al mundo interior y como tales desarrollan comportamientos visibles que les caracterizan.

  • Suelen ser personas reflexivas a largo plazo, hablan poco y tras madurar las ideas.

  • En ocasiones son poco flexibles en sus afirmaciones.

  • Se quejará de los múltiples mensajes que llegan a su wasp, mientras que el extrovertido se alegrará de ello.

  • Solo hablará de lo que domina o interesa y suele tender a profundizar el contacto

  • En una reunión social buscará espacios para quedarse a solas y “descansar”.

¿Os suena esto estimados introvertidos?

Esto será un rasgo que te acompañará siempre en tu versión más introvertida. Que a su vez podrá fluctuar. Pues a lo largo de las vidas también se producen cambios vitales que modifican el enfoque del mundo que rodea nuestras vidas.

El tímido ( no debe de ser asociado al introvertido aunque lo parezca):

  • Posee pocas habilidades de relación, y esto le hace aislarse incómodamente por que le gustaría estar con todos o atreverse a algo determinado.

  • Le cuesta afrontar, esta es su principal característica . Quizás porque en su aprendizaje, a tenido momentos sociales adversos, dolorosos, ….. y los evita o también porque ha aprendido que manifestándose tímido, pueden existir otras personas las que solucionen sus problemas.

  • Viene de lejos y el tímido no se hace en una hora. El pasar del tiempo le ancla en el bloqueo relacional y prefiere cada vez más que le dejen. Tanto más quieren que les dejen como que desea superar sus inhabilidades.

  • Precisan concretar en cuales situaciones se muestran más tímidos y a partir de ahí encontrar alternativas , estrategias de afrontamiento que les doten de progresos efectivos. En el sentido de hacerles sentirse con mayor autoestima y capaces. Para generalizar ese aprendizaje y esa sensación adquirida y novedosa para ellos.

Las situaciones son superables en gran medida, la timidez es superable, solo se ha de valorar si realmente se desea o no ser distinto, si realmente se desea salir del área de confort y tener una vida más social y asertiva.

En psiquiastur somos un equipo de psicólogos en Gijón que podemos ayudarte si crees que puedes tener alguna situación con la timidez, o quizás de algún ser querido. !Llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/