Autoestima, psicoterapeuta Gijón

Autoestima Pilar de nuestra personalidad

Lo primero: la idea de autoestima y de inteligencia es quizás uno de los constructos psicológicos más manidos de nuestra disciplina. Para los psicólogos un pilar de nuestra personalidad.

Una visión coherente y práctica, aunaría ambos términos.

Ambos pertenecen a la esfera cognitiva:

  • los pensamientos y

  • conocimientos/habilidades

y serían dos esferas (tipos de inteligencia) complementarias, entre otras, de la inteligencia general (inteligencia múltiple).

La autoestima estaría en sintonía con la inteligencia de la persona a través de la inteligencia emocional (otro concepto manido referente al automanejo de las emociones).

En cualquier caso son los tres conceptos vitales en/y para el desenvolvimiento personal en el mundo real diario.

Desde hace algunos años estos conceptos son reciclados y utilizados en el mundo empresarial como potenciadores de capacidades personales para el desarrollo de líderes grupales. En la nueva y también manida idea de trabajo en equipo o colaborativo.

Se parte de la hipótesis, de que quien tiene control sobre sus emociones, podrá reconocer bien la de los demás, podrá ganar o tener autoconfianza (seguridad y autoestima…) y por tanto incluso llegar a ser un jefe con carisma.

Peligrosa idea a considerar pero parece que muy en boga. Grandes destructores de la humanidad han sido y son personas carismáticas. En ocasiones carisma y psicopatía van de la mano, más de lo deseado.

En la práctica clínica, la idea de autoestima no representa un constructo gnosológico en si mismo, pero forma parte y aparece como elemento sintomatológico (por defecto) de diferentes problemas. A manera de síntoma transversal.

Haciendo referencia, en palabras de los propios pacientes:

  •  “la baja autoestima”,

  • “la poca confianza en si mismos”….

Que les lleva a:

  • mantenerse en segunda fila,

  • muy prudentes en los actos,

  • inseguros y temerosos ante la crítica de los demás

Y por lo tanto llegando a responder de manera poco asertiva y eficaz ante la vida.

El proceso de adquisición de la autoestima es creciente y parece que dependiente del contexto de desarrollo personal. El cual, fruto de las experiencias diarias, genera pensamientos positivos o negativos, con sus consiguientes primos hermanos los sentimientos y emociones.

La mayor habilidad social podría dar en pensar que implicaría mayor autoestima…. y al contrario ocurre lo mismo.

En cualquier caso una visión negativa de uno mismo llevaría casi ineludiblemente a una auto consideración limitada e insegura de nuestro yo, de nosotros mismos.

Así pues la autoestima sería inferior (en algún grado), al que tuviera una visión más positiva. Las situaciones de:

  • crisis,

  • bloqueantes, de maltrato,

  • de estrés postraumático,

  • de violencia,…

  • continuadas

Pueden favorecer la aparición de estos pensamientos negativos, de infravaloración y poco adecuados para la vida diaria en cualquier esfera a la que nos refiramos.

Lo habitual es la existencia de procesos de aprendizaje y educativos:

  • imitación,

  • modelaje,

  • ensayo y error

Poco afortunados por exceso o por defecto.

En el sentido de que, restricciones de tipo afectivas, de cuidado o de trato, frente a las de sobreprotección, facilitadoras o desestructuradas, no dejan de ser, sobre todo, experiencias fruto de la relación interactiva del individuo con su entorno más o menos crítico.

Se inicia desde la más temprana edad, desde los gestos hasta los comentarios “más inofensivos”.

Como bien se acepta hoy en día resulta imposible no comunicar, es difícil entonces no decir con un gesto que puede, por repetido ser mal interpretado. Resultando doloroso y fuente de mensajes negativos.

Las personas se acercan a consulta y proponen directamente este tema o aparece en el transcurso de la entrevista como fuente o parte del problema o producto de un problema superior por preocupante.

En cualquier caso ha de ser cuantificada, en medidas comportamentales y considerando el contexto en la que dicha autoevaluación se realiza.

¿ Cómo , cuándo con quién y en qué mediada esto te ocurre?

En la estrategia consignada con el paciente se incluyen conductas para facilitar, verificando su eficacia personal ante situaciones reales de afrontamiento, en las cuales vea sus posibilidades de éxito.

AL igual que poco a poco se fue conformando como persona ,poco a poco se irá fomentando una mejor o mayor autoestima.

Pudiéramos pensar que aquellas personas con una adecuada autoestima, serían personas más capaces de resolverse en situaciones de contexto social y relacional.

Podríamos pensar que tendrían una puerta abierta al “éxito”.

Pero…habría que incluir otros criterios como:

  • grado de extroversión,

  • capacidad de aprendizaje, e

  • empatía,

  • capacidad de autocontrol,

  • habilidades sociales, …

Las personas con fuerte acento de Líder, serían personas con fuerte presencia de este concepto.

La idea real, de buena consideración hacia uno mismo, nos daría paso a un nivel superior que sería saber ver en los demás sus capacidades para poder orientarles y sacar lo mejor o lo que se considere oportuno en ese momento.

El perfil de baja autoestima está muy mediatizado por su propia autocrítica negativa. Mientras que el de alta autoestima se centraría más en las acciones para desarrollar algo y en este sentido sería capaz de mayores logros.

Ciertamente las personas se pueden ir desarrollando en el tiempo y tendrán esferas o contextos de vida mejor armados y trabajados que otros con lo cual también podemos pensar que la autoestima puede fluctuar entre contextos, el donde te siente menos integrado, eficaz o inseguro es clave ( siempre existen excepciones positivas, ¡ hay que verlas¡).

El desarrollo personal facilita la diferenciación y el manejo de estas situaciones y permite el trasvase de estrategias exitosas de una a otra esfera personal.

El conocimiento de uno mismo, autoconocimiento, facilita y determina los avances en este terreno. Siendo un apartado clave dentro del desarrollo del conocimiento personal.

Ten en cuenta, si tienes alguna duda al respecto, hablamos,  el equipo de psicólogos en Gijón, estaremos encantados y hablar contigo.

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Carisma y liderazgo, psicólogo Gijón

Carisma y liderazgo Carisma, relación entre el liderazgo y el éxito

Carisma, persona carismática,… quizás líder, ….

Para empezar, es posible que para los psicólogos la palabra carisma quizás esté cargada de significado peyorativo. Si intentamos definición:

  • El carisma lingüìsticamente hablando, sería la capacidad de ciertas personas para motivar y suscitar en otras personas la admiración (¿de su ser, de sus actos?).

  • Podría también definirse como cualidad o don natural (¿con el cual se nace?), que tiene una persona para atraer a los demás por su presencia, su palabra o su personalidad (la cosa se pone difícil).

  • Etimológicamente podría entenderse como capacidad de “agradecer, hacer favores”, es decir, de ser agradecido. Cualidad así entendida en psicología como un elemento de la asertividad dentro de todas las habilidades sociales efectivas (todas ellas desarrollables). Agradecer los actos positivos a los demás favorece las interacciones entre personas, genera confianza, estima aúna lazos, permite ser visto como elogiable…

  • Podemos ver el carisma como la capacidad de atraer y cautivar.

Puedes ver cualquier otra definición que hayas leído, pero es más interesante observar a los carismáticos y veremos que todos tienen cualidades comunes:

  • Unido a unas dotes de comunicación presentan una buena técnica y un buen hábito de escucha activa. Saben hacer sentirse importantes a sus interlocutores (son agradecidos).

  • Tienen un objetivo claro, este objetivo les guía en el camino y en las tomas de decisiones. Al buscar la perfección siempre están motivados:
    • a seguir adelante mejorando su proyecto
    • buscando siempre nuevas formas de avanzar de manera creativa.
  • Son capaces de inspirar por su seguridad nacida de su convencimiento y porque al tener tan claro el objetivo, son capaces de unir un equipo con fuerza para alcanzarlo.

Esto define al líder, persona que hace de “guía”, es decir, que dirige o conduce un grupo social o colectividad. En el cumplimiento de un objetivo determinado.

En este sentido la palabra carisma pierde su carga peyorativa y  se hace objetivo y potencialmente desarrollable.

Deja de ser “característica personal de algunos”,  pasa a ser  un “concepto útil, real y alcanzable” .

Por ser personas poseemos capacidades más o menos desarrolladas en nuestro “material” de trabajo relacional.

Quien quiera ser líder deberá exponerse a la necesaria confrontación con los demás que le rodeen y por ende poner en juego sus mejores dotes de persuasión. Dotes centradas en:

  • conocerse a si mismo,

  • reconocer en los demás,

  • agradecer (refuerzo vital), y

  • saber que quiere conseguir.

De ahí, ha de salir una estrategia de afrontamiento con ese grupo de personas cada una de las cuales distinta y que han de ver una persona capaz de sacar la ideas a delante. Es decir, que se suma el ser un buen comunicador para ser un líder eficaz.

Muchas veces podemos pensar si es necesario nacer con carisma para ser una persona carismática o es una cualidad que podemos desarrollar con el paso del tiempo. En este sentido es más operativo desarrollar un líder ( una forma de guiar) que un carisma ( que se acerca más a un concepto con el que se nace, es como un aura de imposible error, divino).

Por lo tanto, puedo desarrollar habilidades para ser un buen guía, sin lugar a duda.

Igual que puedes necesitar un entrenador para mejorar tus marcas en deporte o un profesor de canto para desarrollar tus habilidades artísticas, con un buen entrenador ( coach – psicólogo- entrenador de personas) puedes obtener avances importantes en tu capacidad de liderazgo y por tanto en tu confianza.

¿Hasta dónde se puede desarrollar? Eso ya depende de ti.

Si quieres ser bueno en algo tienes que emplearte a fondo. para ser EL MEJOR… tienes que entregar tu vida.

¿Has decidido que es un campo en el que te quieres desarrollar o mejorar? Comenzar por buscar unos buenos entrenadores, psicólogos, sería un comienzo.

Los psicólogos de nuestro centro de  Gijón podemos ayudarte, !llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Celos incontrolables

La profecía autocumplida de los celos incontrolables

En primer lugar, de los celos  no se libran ni hombres ni mujeres. Es algo que sabemos los psicólogos del centro. Las crisis de parejas del color que sean, se nutren del desenfreno celotípico.

El control compulsivo del teléfono privado de la pareja, es lo más destacado.

Seguido de:

  • el control de las ocasiones en las cuales se retira a hablar en privado,

  • la revisión del historial de navegación,

  • el control de la clave y sus variaciones,

  • el gasto de dinero,

  • las salidas y con quien queda,

  • de las insinuaciones por las miraditas…

Como contrapartida surgen las improvisaciones, con mentiras piadosas que acaban en grandes fraudes, justificados por el acoso al cual se somete a la otra parte.

Porque en definitiva, los celos, llevan al acoso de la otra persona a través del control y la increpación y empiezan a rozar lo vejatorio para quien lo practica sintiéndose presa de su historia obsesiva y para quien lo sufre injustificadamente.

En gran medida y si no existen realmente motivos de desconfianza, suelen darse en personas inseguras que dudan hasta de su propia sombra.

Con un amplio abanico de posibles causas donde, entre otras se pueden considerar:

  • el haber pasado por experiencias adversas,

  • que hayan tenido una educación excesivamente machista

  • que han tenido un crecimiento repleto de desafecto,

  • o ,por supuesto, problemas de personalidad de diversa índole.

Forma parte de un estilo relacional perverso, nocivo y poco dado a soluciones.

Quien se cela espera confirmar su única idea, en muchas ocasiones paranoide y no ve otras explicaciones. Deja de sentirse respetado y tampoco respeta a la otra parte. La relación se tercia evasiva y de confirmación acusatoria.

Cualquier descuido , desliz, por pequeño que sea, será motivo de enfrentamiento y de sufrimiento .Por supuesto aceptar la explicación como elemento de acuerdo y solución se hace imposible o una pérdida de tiempo.

Solo quieren que se les reconozca su verdad ….hasta que finalmente la profecía autocumplida hace entrada en escena, opera y se cumple el miedo.

Finalmente las parejas se enfrentan a la evidencia de gran tensión relacional y del sufrimiento personal resultando muy complejo salir por si mismos de la crisis en la cual están enfrascados.

Se precisa:

  • Un cambio de actitud

  • Un intento de racionalización de esta situación y la aclaración de razones que la provocan.

En consecuencia podemos decir que los celos serán la parte visible del iceberg a la deriva y para esto que mejor que recurrir a profesionales especialistas en terapia de pareja o psicólogos clínicos expertos.

En nuestro Centro de Psicología en Gijón podemos ayudarte, !llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

timidez

La timidez me preocupa. Timidez vs introversión.

Cuando los psicólogos pensamos en timidez, también pensamos en personalidad.

Un antiguo y conocido psiquiatra, Jung, en su día desarrollo la teoría de los “Tipos de Personalidad,” en ella habló y describió diferentes tipos de personas, definidos, según lo que dio en llamar “preferencias”.

La primera que definió, y parece que se desarrolla en la evolución personal, fue la preferencia hacia la introversión o la extroversión.

Preferencia definida por la orientación de la energía personal. En esta dimensión aparecen los dos polos la introversión y la extroversión.

En la introversión:

  • Las personas se orientan más al mundo interior y como tales desarrollan comportamientos visibles que les caracterizan.

  • Suelen ser personas reflexivas a largo plazo, hablan poco y tras madurar las ideas.

  • En ocasiones son poco flexibles en sus afirmaciones.

  • Se quejará de los múltiples mensajes que llegan a su wasp, mientras que el extrovertido se alegrará de ello.

  • Solo hablará de lo que domina o interesa y suele tender a profundizar el contacto

  • En una reunión social buscará espacios para quedarse a solas y “descansar”.

¿Os suena esto estimados introvertidos?

Esto será un rasgo que te acompañará siempre en tu versión más introvertida. Que a su vez podrá fluctuar. Pues a lo largo de las vidas también se producen cambios vitales que modifican el enfoque del mundo que rodea nuestras vidas.

El tímido ( no debe de ser asociado al introvertido aunque lo parezca):

  • Posee pocas habilidades de relación, y esto le hace aislarse incómodamente por que le gustaría estar con todos o atreverse a algo determinado.

  • Le cuesta afrontar, esta es su principal característica . Quizás porque en su aprendizaje, a tenido momentos sociales adversos, dolorosos, ….. y los evita o también porque ha aprendido que manifestándose tímido, pueden existir otras personas las que solucionen sus problemas.

  • Viene de lejos y el tímido no se hace en una hora. El pasar del tiempo le ancla en el bloqueo relacional y prefiere cada vez más que le dejen. Tanto más quieren que les dejen como que desea superar sus inhabilidades.

  • Precisan concretar en cuales situaciones se muestran más tímidos y a partir de ahí encontrar alternativas , estrategias de afrontamiento que les doten de progresos efectivos. En el sentido de hacerles sentirse con mayor autoestima y capaces. Para generalizar ese aprendizaje y esa sensación adquirida y novedosa para ellos.

Las situaciones son superables en gran medida, la timidez es superable, solo se ha de valorar si realmente se desea o no ser distinto, si realmente se desea salir del área de confort y tener una vida más social y asertiva.

En psiquiastur somos un equipo de psicólogos en Gijón que podemos ayudarte si crees que puedes tener alguna situación con la timidez, o quizás de algún ser querido. !Llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas: http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Crisis de pareja. Terapia de pareja Gijón

A cuestas con la crisis de pareja Relación con las épocas del año

Hoy se cumplen seis días del presente año, y comienzan las llamadas solicitando citas para sesiones de terapia de pareja con los psicólogos del centro: crisis de pareja.

Y estamos en los primeros días del año… ¿o será por eso?

Esperable, este es uno de los periodos clave en nuestro Centro de psicología.

Momento especial para las parejas, nuevamente han pasado un periodo juntos, unas pequeñas vacaciones en las que habitualmente, y además, se incluyen fiestas con familia extensa.

Esto implica una toma de contacto con personas a las que se les debe atender, tratar y cuidar, pero que no son amigos elegidos. Personas con sus particularidades y personas que por ver y tratar poco no se tienen lazos más allá de los políticamente correctos, o personas que por la habitualidad del trato se desea en estos momentos contactar menos, precisamente en Navidad.

Fiestas para relajarse y disfrutar, pues son breves y en las cuales se intenta ser entrañables.

Sin embargo todo se hace cuesta arriba entre celebraciones. Si hay niños peor pues se intentará hacer como que no ocurre nada, “al menos hasta pasado el día de Reyes no les diremos nada a los críos”, comentan casi todos.

Como si eso fuera la solución. Sin detenerse a pensar que solo es un intento de posponer la decisión. Familia a la que atender, gastos desmesurados, críos para cuidar, obligaciones que cumplir y “el patio sin barrer”.

O nos ponemos manos a la obra o la relación de pareja se va al traste.

De nuevo se han acercado unas fiestas /vacaciones sin planificación personal, ni de pareja y sin tener en cuenta que quiero y que quiere mi pareja en estos momentos, olvidando como de costumbre el cuidado de la relación de pareja.

El tiempo pasa para todos, y no se suele parar a reflexionar sobre el momento vivido y ni tan siquiera a vivir ese momento.

Tampoco se ha pedido a la pareja lo que se necesita ni se ha replanteado como disfrutar si es que se quiere de la Navidad en pareja.

Una Navidad que en este sentido, no deja de ser un momento más, con tiempo suficiente como para estar solos y hacer cosas que no suelen ser habituales o se han dejado de realizar por motivos mil.

Y de nuevo en muchos casos la crisis regresa al estar agazapada o aparece amenazadora, seguramente más para uno que para otro miembro de la pareja.

El desacuerdo y la tensión se hace evidente en la habitación pero paulatinamente se expande por el ambiente hogareño.

Esto hace que se crispe el ánimo, y siempre que se pueda, se acceda a asistir a más celebraciones de las adecuadas.

Consiguiendo un ambiente enrarecido cuando se quedan solos, poco ecológico para la salud relacional y personal.

Se utiliza otra estrategia, en este caso de distracción y de tirar hacia adelante en espera de una mágica solución para la relación.

Es cierto que en alguna ocasión tanto el posponer la decisión de afrontar el problema como el de esperar que las hadas lo solucionen, han tenido un pretendido poder curativo para la relación.

Pero ha sido muy circunstancial y azaroso. Tanto que no se ha mantenido en el tiempo.

Verdaderamente se deben de generar intentos de solución conscientes que a su vez correctamente aplicados dupliquen soluciones ante las optimistas expectativas conseguidas de manera casi inmediata.

Las crisis de las pareja:

  • aparecen por motivos muy diferentes, motivos que sería bueno “discernir”,
  •  en muchos casos, son evolutivas y como tales cíclicas,
  •  suelen tener solución, siempre que no exista maltrato, engaño como estilo de vida o des-amor, en cuyo caso se hace muy complejo sino imposible una adecuada y duradera relación de pareja,
  •  son superables si se hablan y no perpetúan en el tiempo a la crisis como estilo de convivencia, que también. Pero se torna poco ecológicas,
  •  deben de ser afrontadas como tal y por tanto no almacenadas en la historia familiar en espera de un tiempo que todo lo soluciona, o en pensamientos del tipo “los hombres o las mujeres so así”,
  • una vez planteadas se hacen imposibles y destructivas, necesitan de pasos , de inicios de cambio inmediatos y se recurre mucho a lo estructural, a los elementos externos que suelen hacer infelices a las personas, al estilo de vida, a lo innecesario , para recapitulando, reorganizando y acordando comenzar a alcanzar otro tono que permita interiorizar razones, reconocer a la pareja casi perdida y dar paso al re-afecto ( cariño, amor, comprensión, sexo y respeto).

La actitud frente a la crisis hará que se decida solucionarlo o por el contrario esperar a la siguiente crisis. Uno de los momentos problemáticos son cuando se pasa tiempo juntos sin pensar cómo hacerlo.

No esperéis a pasar por más crisis, afrontarlas en busca de soluciones. Os sorprenderéis de las mejoras, llámanos.

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

Contacto citas:

http://centro-psiquiastur.negocio.site/