6 Razones para no dejarnos influenciar por lo inmediato.

Lo inmediato

¿Cuál puede ser la razón de que hoy quiera escribir sobre la inmediatez o lo inmediato?

Ha llegado a mis manos una lectura desconocida hasta estos momentos. Tras su lectura, me ha hecho pensar en su obligada lectura para todas las personas que no intenten ir con la corriente sino todo lo contrario.

“La tiranía sin tiranos” de David Trueba, que además de cineasta resulta ser un erudito ensayista de la protesta.

Las personas convertidas en sus propios tiranos en un mundo donde todo es aparentemente fácil, asequible y en cualquier caso, inmediato.

La inmediatez de las cosas no debería de ser criterio de vida ni un valor a considerar, ni una motivación, ni un comportamiento digno de mención.

6 Razones :

En primer lugar por que las cosas llegan cuando tienen que llegar, ni antes ni después.

En segundo lugar por que el tiempo es el único factor sustancial y de peso en la consecución de metas, que sustenta el trabajo bien hecho, la dedicación y por ende la satisfacción real y duradera.

En tercer lugar el aprendizaje del:

  • espera
  • saber cuando toca
  • la ocasión adecuada que no fácil,

es un valor supremo, aunque en claro declive. Al estar suscrito al criterio de la prudencia y de la reflexión.

En nuestros días esto no es aceptado por:

  • los medios
  • la política
  • los mercados
  • ni por supuesto por las personas

que irreflexivamente se dejan influir y llevar por estas ideas impuestas como mitos explicativos de como han de ser las cosas en las personas y en la sociedad.

En este sentido, bueno sería considerar la ausencia de consecuencias para” quienes operan sin ser cirujanos”.

En menos de un mes nuestros políticos montan unas elecciones, las listas salen de la chistera, las propuestas de cada partido surgen en los debates televisivos y en los mítines, cuasi espectáculos de magia, los candidatos aparecen como estrellas de cine.

En cuarto lugar la inmediatez como criterio nos avoca al incremento del estrés personal y por supuesto al social. A mayor estrés, menor sosiego y felicidad. Mayor conflictividad.

Sirva de ejemplo que las personas mayores parecen sobrar en los entornos laborales tanto por su coste como por su mas tranquila elaboración y toma de decisiones.

Se olvida la experiencia, la precaución, la capacidad de pensar en los problemas.

En quinto lugar por que las cosas de peso, reales o importantes para las personas, se crean en el día a día, en el manejo de los entresijos que van haciendo que se crezca y madure.

Un árbol crece despacio, una mala hierva de inmediato.

En sexto lugar responder supone un acto de previa reflexión. Para evitar salir de lo evidente, fatuo y generalista y muchas veces mitológico o falaz.

Cuando se ha de proponer, cuando se ha de mediar , cuando se ha de tomar decisiones de peso transcendencia se ha de sopesar , evaluar y comentar o pedir consejo.

¿Alguien en los últimos años ha visto preguntar a algún político algo que tenga que decidir? No.

A lo sumo, han formulado preguntas en base a estadísticas del twitter.

Incluso en psicología se vende la idea de la brevedad en la terapia, o del solucionario rápido del típico listado de pautas que lógicamente, cuando se aplican no funcionan.

O el reduccionismo biológico en el que de paso se indica el medicamento apropiado. Como es el caso para solucionar los subidones de cortisol como factor primordial de los problemas ansiosos.

Al final, cuando se “escarba” en estos enfoques falta conocimiento. Se olisquea reduccionismo metodológico, y el todo vale.

En la pregunta, la escucha y la experiencia está la solución, En esta profesión que huye de la aglomeración , la inmediatez y la improvisación tan en boga en nuestros días.

Hace falta valor decía la letra de Radio Futura (grupo al que ya casi nadie recuerda en estos tiempos de pornográfico reguetón). Hace falta valor para oponerse a estas y otras ideas del mundo actual en el que se juega además a lo políticamente correcto hasta el extremo de vaciar de contenido el lenguaje propio y de inventan jerigonzas explicativas que acaban intencionadamente cambiando el significado de los conceptos hasta el punto de influir en la opinión personal y de la masa.

Masa poco dada a la autonomía y resguardada siempre en la aglomeración. Quizás por eso también se pueda explicar las reticencias de asistir a terapia donde, en solitario o con tu familia a lo sumo, te enfrentaras a tus preocupaciones, fobias y decisiones.

Crecer y madurar supone alejarse paulatinamente, no del contexto social, si no de la opinión general siempre mediatizada por otros con sus particulares interés económicos y de poder. Se incluye que te puedan hacer sentir mal , señalar o tildar de loco o loca.

Dejar de ser uno mas supone un grado de renuncia a ser como todos que suele acarrear miedo.

Ante lo cual se cae en aceptar por válido la idea de pulpo como animal de compañía para sentirse seguro y por lo tan mas feliz.

En ocasiones se descubre que no se hace lo que se quiere y puede lógicamente sino lo que se indica.

Se descubre que ni tan siquiera se tienen pensamientos propios y dispares de los dados por válidos y únicos.

Es un caminar fácil pero tiránico por su renuncia . Se renuncia porque se respira, pero no se vive.

Podemos concluir:

  • Tener ideas, actuar como uno cree, decidir ser uno mismo es costoso pero no tiránico. Mas bien auténtico, y elegante.
  • Ojalá mas personas fuéramos capaces de seguir este credo. Habría menos mentirosos, mas personas satisfechas, y por supuesto menos tiranos.

El libro de Trueba, que os recomiendo, es un libro de fácil lectura. Sin pretensiones, lees, te hace pensar un ratito, yo lo recomendaría, si quieren comprarlo pueden hacerlo aquí.

!llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas:
http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Ansiedad y estudios en adolescentes

Ansiedad y estudios en adolescentes

Se acerca una fecha clave para los estudiantes, tendremos que atender a la ansiedad y estudios en adolescentes. Y precisamente para aquellos que más tranquilidad precisan es para los que mas se complica, con la temible ansiedad (estrés cortisol ansiedad).

En primer lugar debemos comprobar la presencia de las siguientes:

  1. Las expectativas de éxito desmedido y de notas grandiosas,
  2. El poder estudiar profesiones de éxito,
  3. Las influencias de los padres y madres en estas expectativas,
  4. Los exámenes continuos.

Determinan que los niveles de estrés se disparen y en muchas estudiantes la ansiedad se hace con el :

  • control físico (hasta las somatizaciones) y
  • poder mental (trastornos del estado del ánimo y ansiosos, les torna un carácter neurótico).

Lo cual tiene repercusiones directas en el hábito de estudio.

Desde estudiar más o a mayor ritmo para adelantar y creer saber más hasta dejar de hacerlo por inapetencia depresiva total.

Bloquearse ante la realización del examen que por otra parte momentos u horas antes tenía plenamente controlado olvidándose de formula, definiciones y hasta del correcto cálculo más elemental.

No consiguen centrar la concentración y como consecuencia no comprenden lo que leen, ni aprovechan el tiempo ni en el examen consiguen eficacia siendo el resultado un auténtico fiasco académico.

También se hacen dispersos en el sentido de divagar en temas y contenidos que nada tiene que ver con la prueba en concreto y centrando la atención en temas variados pero secundarios.

El humor se hace lábil, es decir, voluble fluctuante y vaporoso.

Pasan del “enojón” injustificado a la susceptibilidad y a la alegría desmedida y rápidamente. Pueden dormir mal es decir que o no concilian el sueño, o se despiertan muy pronto o lo tienen entrecortado, y dejan de realizar actividades antes importantes y necesarias para centrarse en la tarea infructuosa de estudiar.

Son como rodamientos que giran sin parar pero sin avance alguno.

Se hace necesario valorar una adecuada medicación.

Practicar la paciencia sin límite.

Dando tiempo al tiempo, estudiando cuando realmente se sienta mejor y motivado. Procurando ir viviendo el día a día y centrarse en aquellas materias que aún se pueden sacar adelante como motores de la motivación al cambio.

La meditación, tipo mindfulnes para desarrollar técnicas de atención plena, que nos ayuden al autoconocimiento, la detección de estrés y el desarrollo del autocontrol emocional.

La relajación como método de encontrar tranquilidad en determinados momentos de descontrol cognitivo.

La práctica del ejercicio diario o frecuente, semanalmente desarrollado, permite:

  • la oxigenación,
  • añade relajación,
  • conlleva superación y
  • es muy motivador/distractor.

La programación del tiempo diario y semanal como forma de organización y descarga de estrés.

Evitar los agobios del último día y la planificación real y concreta de tiempos de:

  • estudio,
  • ocio y
  • deporte.

El empleo de agenda de estudio ayuda en la programación.

La programación facilitará descargar la memoria, todo está en la agenda y eso evitará estar también preocupados por lo que debemos de hacer.

Y el aumento de los momentos de estar en relación con otras personas, de las relaciones sociales ( por aquello de la secreción de la oxitocina) son prácticas recomendables para reducir los niveles de estrés a los que se enfrentan los adolescentes y resto de estudiantes en estos momentos cruciales.

. Y precisamente para aquellos que más tranquilidad precisan es para los que mas se complica, con la temible ansiedad (estrés cortisol ansiedad).

La presencia de las siguientes:

  1. Las expectativas de éxito desmedido y de notas grandiosas,
  2. El poder estudiar profesiones de éxito,
  3. Las influencias de los padres y madres en estas expectativas,
  4. Los exámenes continuos.

Determinan que los niveles de estrés se disparen y en muchas estudiantes la ansiedad se hace con el :

  • control físico (hasta las somatizaciones) y
  • poder mental (trastornos del estado del ánimo y ansiosos, les torna un carácter neurótico).

Lo cual tiene repercusiones directas en el hábito de estudio.

Desde estudiar más o a mayor ritmo para adelantar y creer saber más hasta dejar de hacerlo por inapetencia depresiva total.

Bloquearse ante la realización del examen que por otra parte momentos u horas antes tenía plenamente controlado olvidándose de formula, definiciones y hasta del correcto cálculo más elemental.

No consiguen centrar la concentración y como consecuencia no comprenden lo que leen, ni aprovechan el tiempo ni en el examen consiguen eficacia siendo el resultado un auténtico fiasco académico.

También se hacen dispersos en el sentido de divagar en temas y contenidos que nada tiene que ver con la prueba en concreto y centrando la atención en temas variados pero secundarios.

El humor se hace lábil, es decir, voluble fluctuante y vaporoso.

Pasan del “enojón” injustificado a la susceptibilidad y a la alegría desmedida y rápidamente. Pueden dormir mal es decir que o no concilian el sueño, o se despiertan muy pronto o lo tienen entrecortado, y dejan de realizar actividades antes importantes y necesarias para centrarse en la tarea infructuosa de estudiar.

Son como rodamientos que giran sin parar pero sin avance alguno.

Se hace necesario valorar una adecuada medicación.

Practicar la paciencia sin límite.

Dando tiempo al tiempo, estudiando cuando realmente se sienta mejor y motivado. Procurando ir viviendo el día a día y centrarse en aquellas materias que aún se pueden sacar adelante como motores de la motivación al cambio.

La meditación, tipo mindfulnes para desarrollar técnicas de atención plena, que nos ayuden al autoconocimiento, la detección de estrés y el desarrollo del autocontrol emocional.

La relajación como método de encontrar tranquilidad en determinados momentos de descontrol cognitivo.

La práctica del ejercicio diario o frecuente, semanalmente desarrollado, permite:

  • la oxigenación,
  • añade relajación,
  • conlleva superación y
  • es muy motivador/distractor.

La programación del tiempo diario y semanal como forma de organización y descarga de estrés.

Evitar los agobios del último día y la planificación real y concreta de tiempos de:

  • estudio,
  • ocio y
  • deporte.

El empleo de agenda de estudio ayuda en la programación.

La programación facilitará descargar la memoria, todo está en la agenda y eso evitará estar también preocupados por lo que debemos de hacer.

Y el aumento de los momentos de estar en relación con otras personas, de las relaciones sociales ( por aquello de la secreción de la oxitocina) son prácticas recomendables para reducir los niveles de estrés a los que se enfrentan los adolescentes y resto de estudiantes en estos momentos cruciales.

En consecuencia, si tienes hijos adolescentes pasando estos duros momentos del año o tienes adolescentes estudiantes en tu entorno y crees que podemos ayudar:

!llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas:
http://centro-psiquiastur.negocio.site/

http://centro-psiquiastur.negocio.site/

Play y adolescentes. Un problema a trabajar.

Play y adolescentes

Consejos prácticos al hablar de play y adolescentes.

Al principio, las situaciones de adolescentes y su play, era un llegar lento y poco a poco se ha convertido en un goteo constante para la consulta.

Paulatinamente se ha incrementado el número de padres que solicitan ayuda y atención especializada para sus hijos adolescentes.

De entre los doce y los quince años es la franja mas frecuente hasta la fecha, quizás por que los adolescentes más avanzados ya no pueden ser “arrastrados” a consulta. no se dejan o el esfuerzo supone un problema en si mismo para los desesperados padres. Y que cosa, fundamentalmente son críos, no crías.

He visto de todo. Críos cuyas notas han bajado hasta el suspenso, con dificultades notables para el autocontrol emocional y que vamos a decir comportamental,

Críos que les sobrepasa la ira y rompen y golpean cosas y agreden incluso a sus padres.

Las visitas de la policía pueden incluso llegar a ser habituales y lógicamente los papas maltratados dudan entre denunciar al hijo o callar y asumir que así es el engendro.

Observamos:

  • mal humor,
  • ansiedad desmedida,
  • agresividad cuando juegan, sobre todo online,
  • la irritabilidad con la que responden si se les pide que dejen de jugar,
  • el chantaje emocional si nos se les permite jugar o se quita el wifi del hogar o si no se les compra una tarjeta para otros juegos o niveles de juego superiores
  • las mentiras para poder continuar junto con los compromisos de dejarlo, de solo una vez mas.

¿A que nos suena esto? La respuesta es simplemente evidente. A adicción.

Lo saben pero no entienden como superarlo, el mundo gira entorno a la play.

Podemos escuchar como quitan hierro al asunto o intentan darle menos importancia de la que realmente tiene en comentarios como:

  • “los compañeros a su vez tan “pillados” como mi hijo”.
  • “todos los hijos de mis amigos juegan”, mito por que si no ningún colegio tendría alumnos para presentar a la Ebau.
  • “Solo juega/o una hora diaria”, otro error por que sino no estarías en consulta con tanto síntoma desadaptativo. Como forma de justificar “para poder jugar un rato”.

Las nuevas tecnologías nos traen facilidades diarias en nuestras vidas.

A su vez, al ser novedosas y facilitadoras, nos incorporan hábitos digamos sedentarios de ocio y recreo altamente adictivos por:

  • su poder de distracción,
  • su poca o nula exigencia y
  • la utilización en este tipo de programas ( perfectamente diseñados para “enganchar”), algoritmos para conseguir premios en forma de:
    • puntos,
    • niveles pseudopoder,
    • poseer otra imagen….hasta la total credulidad.

El juego en línea añade el competir.

No solo superarme a mi mismo sino a los demás. Que al no ver nos dejan en el anonimato de la red.

Los juegos pueden :

  • aíslan,
  • alteran las rutinas cotidianas, las relaciones familiares y la vida personal.
  • Transforma a las personas.

Dicen que hay que saber jugar, pero hay que respetar tiempo de juego ( por ejemplo). Cuando alguien llega a consulta, lo primero es negociar el control estimular. Es decir, que durante un tiempo no participe de las tecnologías con las cuales puede acceder al juego.

Posteriormente pasar a valorar como, cuando y a que jugar.

Siempre pensando que se debe de dar un enfoque prevencionasta ante el prohibicionista.

Entre tanto, se plantea un plan de prevención de recaídas.

A su vez la resolución de dificultades y problemas que puedan acompañar a la adicción como son por ejemplo retomar la adecuada relación familiar, valorar la existencia de problemas atencionales, recuperar asignaturas o cursos completos, encontrar amiguetes mas acordes o iniciarse en actividades recreativas mas saludables.

En cualquier caso se recomienda no jugar mas de dos horas por día a lo cual yo intento que no pase de una hora y si se puede no todos los días.

Alternando con actividades lúdicas o formativas o deportivas .

Adoptar, dada su edad, una actitud mediadora donde el crio consiga algunas cosas y a su vez entienda que tiene cierto poder con sus decisiones y por su puesto sea consciente e identifique las consecuencias.

!llámanos!

!Estamos en la plaza San Miguel!

Contacto

Calle Celestino Junquera,2, oficina 45 Planta 4, 33202 Gijón, Asturias

Teléfono

984 39 12 26

Contacto citas:
http://centro-psiquiastur.negocio.site/

http://centro-psiquiastur.negocio.site/