Adultos

Adicciones sin sustancias:

Adicciones sin sustancias

Las conductas adictivas sin sustancias poseen de fondo las mismas o similares características que las manifestadas con sustancias. Cabe destacar que el deterioro psicológico pudiera ser menor o tardar en aparecer frente a las que se consiguen con el abuso de sustancias. Pero en ocasiones se manifiestan incluso en poblaciones con edades más tempranas.

Presentando consecuencias de alteración y o deteriros psicosociales similares. Siendo también considerados trastornos psicológicos.

En los manuales diagnósticos se ha incluido el juego patológico pero aún se excluye la adicción a internet, al sexo, a las tecnologías en general, a las comparas o al trabajo. Quizás por no existir suficientes estudios de fondo al respecto o ser aún entendidas como conductas por desorden compulsivo, control de impulsos.

¿Qué es el juego patológico?

La ludopatía: apuestas, naipes, juegos de azar en general, bingos, pocker, pocker en internet apuestas en internet, compra boletos, máquinas tragaperras,…. En el cual persigue el reembolso inmediato que rara mente llega y recuperar lo perdido. Una consecuencia psicológica inmediata es la preocupación y la relajación o escape mientras se juega o apuesta. Y que conlleva conflictos personales, relacionales y económicos.

Los criterios diagnósticos del juego patológico, serían :

Mantener un juego anómalo, compulsivo y duradero en el tiempo.

 En el cual además, se incrementa el dinero jugado por encima de lo estimado.

 Tiene efectos de irritación cuando se intenta reducir.

Existe alta o constante preocupación por jugar, y lo hace cuando incluso está triste.

 Juega para reembolsar lo apostado.

Miente y manipula para justificarse o conseguir dinero.

 Desestabiliza el entorno habitual de vida como la familia, o el trabajo.

Y desde luego, no se realiza durante periodos diagnosticados como maníacos e incluso como ocultación de una depresión severa. Siendo los trastornos antisociales muy afines al jugador patológico. Así como el consumo de alcohol o estimulantes. Mayoritariamente entre hombres.

Durante el tratamiento, es clave considerar:

El control estimular inicial cuando se comienza el tratamiento se hace necesario aunque en muchas ocasiones sea complejo de llevar a delante, en cualquier caso siempre es posible establecer alguno y esto ayuda a dar los primeros pasos y motivar a continuar al cambio o abandono del juego.

Solucionar problemas personales propios como el pago de deudas, atender a los proceosos depresivos y o ansiosos y el abandono de excesos con drogas también se hacen básicos durante el proceso rehabilitador.

Por otra parte trabajar desde la perspectiva de la posible recaída con el fin de preverlas e incluso una vez producidas evaluar los factores de riesgo o precipitantes así como los factores de protección no considerados, a mantener o eliminar por ineficaces.

Y nuevamente trabajar en la dirección de retomar o generar el propio paciente un estilo de vida en valores y comportamientos saludables donde las aficiones , el deporte, la familia, la vida sin drogas, el orden, y la responsabilidad infundan y consoliden seguridad a las personas que una vez adictas, al menos, han perdido toda consideración sobre si mismos y en ocasiones sobre los demás.

En Psiquiastur te podemos ayudar si consideras aún con duda un posible problema con las adicciones en general