Adultos

¿Cómo ganarme el afecto de mi hijo?

El afecto de los hijos
El cariño de los niños

Hace poco tiempo asistía a terapia una mujer de mediana edad con un hijo de entorno a los siete años.

Su interés se centraba en los creía, celos, que sentía cuando el niño veía llegar al padre y ambos disfrutaban del tiempo juntos, y lo peor para ella era que cada vez les veía más unidos incluso el carácter era muy similar.

La conversación derivó hacia cómo ella realizaba las tareas de acercamiento al crío y como luego cuando estaban juntos el tipo de actividades que ambos realizaban.

¿Que comportamientos desarrollar para ganar el afecto de mi hijo?

– En primer lugar buscar el momento, tener claro un rato en el cual realmente se estará con el hijo, y en el que también se puede orientar en temas diversos aprovechando la situación lúdica. El crío debe saber cuando jugará con ellos.

-Además bajar el nivel hasta igualarse con el crío. Las conversaciones han de ser apropiadas al nivel evolutivo. Hablar de responsabilidades siempre será infinitamente secundario cuando podemos contar cuentos,  o inventar juegos.

-También Realizar actividades y juegos de interés para el crío. Muchos son los intentos de esta madre por estar con él. Sin embargo la respuesta siempre era la misma al llegar papa el mundo se paraba. El juego con este era divertido, alegre …se jugaba a lo que el crío le gustaba. Estar en la playa sobre la toalla no ayudaba a mejor la relación, hablar sobre dinosaurios y hacer estrategias con ellos les unía en una larga conversación.

-Otro podría ser reforzar sistemáticamente los logros del crío. A través del juego el hijo aprende los conceptos básicos de la interacción social con amigos. En este caso junto con los padres adquiere nociones de límites responsabilidades, ayuda y cooperación, peligro, riesgo,…..que irá interiorizando según se haga mayor y por suerte en el tiempo se dará cuenta de cuanto sus papas le han enseñando jugando. Algo que repetirá en sus hijos, si los tuviera. En este sentido los padres se hacen modelos de vida a seguir queramos o no.

-Realizar comentarios sobre lo agradable del tiempo compartido. Tras finalizar las tareas siempre es reconfortante para todos que digan lo bien que se ha estado en tal o cual actividad o simplemente juntos por la razón siempre real que creamos conveniente. Eso le animará a continuar al día siguiente y a sentirse cercano de esa persona.

-Finalmente marcar límites. Siempre deben existir algunas condiciones, si se incumplen se debe de replantear el juego o los momentos.

Pautas recomendables

Ir por delante de las intenciones o deseos del crío. Como padres o madres educadores responsables del hijo se debe de adelantar estratégicamente el tiempo como será la actividad según que veamos que está el crío.

En su caso se añade pasar tiempo con su marido compartiendo el juego del niño.

Estas simples directrices dejaron boquiabierta a esta mujer.

Tiempo después me visitó y agradeció aquellos consejos que la han hecho sentirse cerca del crío y por supuesto en igualdad de condiciones que su marido en la difícil tarea de la educación.

El apego efectivo se fomenta entre personas de maneras diversas pero esta sería un sencilla fórmula casera que en el día a día siempre agradecerán todos los padres.

Si en la crianza de tus hijos encuentras alguna dificultad podría serte útil contactar con Psiquiastur, es posible que todo se solucione.