Adultos

La Infidelidad en la pareja y su tratamiento.

infidelidad 1024x1024 - La Infidelidad en la pareja y su tratamiento.
Image by mohamed Hassan from Pixabay

Las parejas se forman,  comparten momentos y espacios y habitualmente  en un número cada vez más considerable, se separan. –entre las que duran, algunos autores mantienen que pueda deberse a intereses comunes compartidos, a pactos renegociados implícita o explícitamente sobre como continuar ante las dificultades que inevitablemente surgen. Pues nos guste o no los intereses que los unen también cambian. También porque sus creencias les hacen permanecer unidos de por vida sobre todo si ni tan siquiera han podido elegir su destino.

Las parejas en el tiempo vivido juntos van pasando por distintos estadios que pudieran dar a entender la madurez de esa relación, bueno esto es un decir. Sería más correcto pensar en la capacidad para sobreponerse, lo que calificaría el grado si es que existe de madurez de la pareja para consolidarse y continuar juntos, que en muchas ocasiones no revueltos.

Conflictos de las relaciones de pareja

Entre los devenires de las parejas pudiera encontrarse el abuso de sustancias, los trastornos mentales, la violencia de género, el simple por comparación a lo anterior, deterioro por separación debido a factores tipo trabajo/formación, atención a terceras personas, por influencias de las familias de origen, por discusiones domésticas de toda índole, por la llegada de hijos al hogar, por la asunción de responsabilidades que con hijos duran toda una vida, por las dificultades económicas,…. La realidad es que existen diversos factores que pueden ser determinantes del conflicto de relación de pareja que finalmente acaba en separación. He dejado para el final, y a sabiendas de que existen otros muchos, la llegada de la infidelidad al seno da la pareja.  Dada por cualquiera de sus miembros  en perjuicio del otro miembro.

Situación que implica un alto grado de estrés marital o de la pareja en ambas direcciones.

En terapia resulta complejo y por ende frecuente este tema hasta el punto que no es de extrañar que el infiel pueda solicitar obviar este dato a la otra parte sobre todo cuando ya ha habido otras incidencias parecidas y han sido descubiertas. Y también cuando han estimado que por una vez no merece ser dicho a la otra parte, más que nada por no ofender  y dañar al otro. Esto, dentro de un contexto terapéutico. ¡Que no será en la realidad!

Confesar la infidelidad

Existen datos con estudios en grupos de control pequeños en los que se ha determinado  que las parejas que al inicio o durante la realización de terapia de parejas en modalidad conductual y más concretamente en Terapia Integral De Pareja han conseguido más logros que los que se han mantenido  en la posición de no comentar su infidelidad. Medido en cuanto a satisfacción marital y a grado de mejora de la intimidad de la pareja. Hasta el punto que el 80 % de los que mantuvieron el secreto se habían divorciado frente al 43% de los que habían sido francos durante el proceso o lo habían iniciado por este motivo.

Se entiende entonces que el comentar en terapia esta situación de grave conflicto relacional de la pareja favorecía la estabilidad  de la misma.  El camino apropiado sería que tras conocer de la infidelidad se trabajaría en la línea de que ambas partes se unan en querer solucionar su relación hasta incluso no solo continuar sino mejorar esa relación.

Parece posible pensar que los que lo comentan por iniciativa tienen mejor final que los que se les descubre. Tanto si son hombres como si son mujeres.

Los autores revelan a su vez que también influye el tiempo de la infidelidad, si ha sido una o varias, si ha sido con diferentes parejas, si ha sido completa o solo afectiva,…

Terapia por etapas

Ya dentro de la terapia se aconseja realizar una terapia de pareja por etapas definidas desde el estrés generado por la noticia, pasando por analizar el contexto de la pareja, como se ha producido y dar un sentido a la situación así como vislumbrar el futuro con las mejoras pertinentes.

De aquí se desprende que si se comenta el hecho y siempre que la situación de la pareja sea de cierta normalidad marital se puede entender que la terapia tendrá éxito si lo que pretenden las parejas es mejorar y remontar tras conocer la noticia aunque eso implique un coste emocional grande plasmado en el estrés entre ambos. La terapia TIP puede ayudar a retomar niveles de intimidad y satisfacción óptimos.

También y parece de cajón, este tipo de terapia de parejas puede ayudar más en el caso de que la persona rompa con su o sus relaciones externas que si las mantienen. Lógicamente el interés y esfuerzo es distinto. La implicación es mayor si rompe aunque a su vez esto no garantice que la otra parte lo acoja de nuevo, aunque suele producirse este hecho.

El terapeuta debería conociendo estos datos aconsejar al infiel que diga lo que realmente hay. Si se acepta se puede comprender, si se comprende se puede cambiar y amar mejor.

Si crees que podemos ayudarte no dudes en llamarnos.