Adolescentes 225x300 - AdolescentesAdolescentes, puntos de partida y situación

En primer lugar son casi siempre  los padres quienes solicitan al equipo de psicólogos  información y actuación sobre una determinada situación en la que el adolescente tiene un problema a evaluar y tratar.

Pocas ocasiones se presenta el problema como parte del total familiar y más bien como un problema adquirido desde hace algún tiempo , pero que ya se hace insoportable.

Se hace necesario valorar el tipo de problema, es decir:

  • ¿son comportamientos, actuaciones o pensamientos originados por un problema interno de tipo psicopatológico? o

  • ¿es un problema externo fruto de una serie de concomitantes entre los cuales se encuentra inmersa la familia?

En cualquier caso, el apoyo familiar o incluso de las amistades es importante.

Las personas y más los adolescentes, tienen la necesidad de sentirse en todo momento valorados, apoyados y comprendidos.

Las intervenciones en esta segunda dirección se hacen más de tipo relacional, con pequeños objetivos alcanzables:

  • planificaciones diarias de actividad,
  • reforzadores más de tipo afectivo, en contrato entre una o varias partes y siempre bajo la aceptación de los participantes.

Esto supone que el terapeuta (psicólogo) se transforma en mediador o coach.

En ocasiones un simple consejo u orientación, a modo de reseña indicativa con un seguimiento esporádico en el tiempo ya aporta cambios personales en la actuación del adolescente.

Psicología adolescentes

 

Se hace importante la empatía, no solo del psicólogo sino también ( y más importante )de las personas que colaboren o estén implicadas en el problema.

Cuanto más jóvenes ( entre once a trece años) más necesaria es la comprensión de la situación y tanto más inestable es la persona ya que no existe un control real sobre las emociones.

Sobre todo en un mundo donde todo se adelanta y se ofrece o exige una vida como adultos a personas aún sin formar ni tan siquiera psicofisiológicamente hablando.

Al adolescente ,se les debe de exigir un aprendizaje en asumir responsabilidades, sometido a las variables del pacto, hasta que aprendan a hacer o a comportarse sin que necesariamente medie un resultado inmediato en el quehacer diario.

Características de los pre-adolescentes y adolescentes:

Pre-adolescentes:

  • Aproximadamente abarca la edad cronológica entre los nueve y los trece años, dando inicio en muchos casos en la pubertad .
  • Es precisamente esta una época que acarrea cantidad de cambios hormonales y por tanto físicos y psicológicos que afectan a las emociones y a la personalidad.
  • El problema es que aún no está plenamente desarrollada o madurada, su capacidad de razonar adecuadamente.
  • La autoestima se encuentra en un momento delicado y crucial en tanto que los cambios físicos les afecta en el tipo de relaciones y en la idea preliminar de quienes son.
  • Suelen mantenerse cercanos a amistades del entorno familiar pero abriéndose a amigos del mismo sexo sobre todo.
  • Su comportamiento es infanto-juvenil.

Adolescentes propiamente dichos:

Adolescentes:

  • Abarca hasta los dieciocho años.
  • Implica la etapa más pura y necesaria del crecimiento.
  • La contradicción en todo lo que se es.
  • Los amigos cobran mayor importancia que la familia, las relaciones se amplían al sexo contrario y/o del mismo sexo y con carácter claramente sexual.
  • Se maduran las operaciones lógico-formales del pensamiento complejo y se es capaz de pensar con criterios propios, se discute, se ven posibles soluciones,
  • Surgen intereses intelectuales, ven relaciones lógicas…

Temas más tratados:

Por lo general todos los temas clínicos son objeto de tratamiento, pero son los problemas relacionales(tanto dentro como fuera del hogar):

  • respeto de normas,
  • desordenes de comportamiento,
  • abuso de sustancias, maltrato,
  • dificultades en los estudios,
  • autoestima,
  • insatisfacción,
  • depresión y/o ansiedad,
  • desengaños, duelos,

los temas más tratados en nuestro centro de Gijón por el equipo de psicólogos.